Filosofía

Trabajamos con unos ingredientes primordiales que son el buen hacer, la experiencia y la constancia. El trabajo realizado generaciones atrás llega a un punto máximo con la creación del aceite de oliva virgen extra Tierras del Marquesado, a través del traspaso de los conocimientos aplicables al cultivo. Este mimo en los diferentes procesos de producción hace que nuestro aceite mantenga todos sus atributos naturales y saludables.

Planteamos una fusión entre salud, compromiso y tradición, lo cual queda reflejado en un producto tan esencial como es nuestro aceite de oliva virgen extra. Del mismo modo nos centramos en la protección del medioambiente con nuestra  delicada forma de elaboración, esa es otra inquietud del concepto de trabajo llevado a cabo desde Tierras del Marquesado. Tratamos nuestros olivos con respeto y apego a una tradición milenaria que nuestros antepasados supieron proteger y trabajar con esfuerzo. El desarrollo sostenible de nuestras tierras con sus gentes ayuda a que esa fidelidad con nuestros olivares continúe viva.

El compromiso social es otro de los pilares de Tierras del Marquesado, que destina parte de las ventas a la colaboración de los proyectos de ASEM Federación Española de Enfermedades Neuromusculares.